Ir de tapas en el Eixample en Sagrada Familia es cada días más común. Estos aperitivos, de infinitos formatos, son muy populares hoy en día. Puedes disfrutar de todo tipo de alimentos gracias a ellas y son la mejor manera de disfrutar de una buena bebida con los amigos. Sin embargo, ¿sabes cómo es la tapa perfecta?

A la hora de diferenciar una buena tapa de una que no lo es, lo primero que debes hacer es fijarte en los ingredientes. La calidad de estos ha de estar fuera de toda duda. Además, aspectos como su frescura o que estén bien calientes, cuando sea necesario, son de gran importancia, ya que de no ser así la calidad se verá afectada en buena medida.

Para ir de tapas en el Eixample en Sagrada Familia y disfrutar de las mejores, otro aspecto a tener en cuenta es el tamaño de estas. Si hay que cogerlas con la mano, lo ideal es que puedas abarcarla de un solo bocado y que los ingredientes no se desparramen. No es tan importante ofrecer una gran cantidad de comida, sino la adecuada.

Además, la cantidad es de gran importancia para una tapa, ya que esta no es un plato en sí y no puede sustituirlo. Su función es la de abrir el apetito, no saciarlo. Así, cuando te ofrezcan una tapa contundente y no puedas comerla, ya sabes que no estarás ante la mejor que podrías haberte llevado a la boca. Mucho cuidado con no comer antes de tiempo.

Como has podido ver, la tapa perfecta debe poseer unos ingredientes de calidad, la cantidad de justa de estos y ha de despertar el apetito. Desde Bar Tossa te invitamos a contactarnos y a que pruebes la amplia selección de tapas que tenemos esperándote. No te defraudarán.